LOS OVNIS
Enlaces Ovnis
Historia

Imagenes

Mayas y Ovnis

Ovnis en Colombia

Ovnis y el Area 51

Periodista Jhon Keel

Ultimos avistamientos

registrate

Ovnis 1000 a√Īos atras

Introduccion

Los ovnis, como sus siglas lo dicen son objetos voladores no identificados (O.V.N.I, o su sigla en ingl√©s UFO o U.F.O., unidentified flying object). Esto sugiere que estos objetos pueden tener cualquier procedencia, por lo general terrestre o terr√≠cola (naves experimentales, fen√≥menos atmosf√©ricos, etc...) Pero al usar estas siglas, por lo general, nos referimos a los ovnis como naves extraterrestres. O sea, provenientes de civilizaciones, externas a nuestro mundo y sistema solar. Muchos de los ovnis reportados, resultan ser cualquier cosa, menos objetos extraterrestres; de hecho el tema es tan atractivo que muchos individuos inescrupulosos no han dudado en falsificar testimonios y fotograf√≠as para lucrar de aquello. En cualquier caso, la ufolog√≠a, ciencia que estudia la vida extraplanetaria, es muy cautelosa, frente a cualquier avistamiento de ovnis, para evitar fraudes darle seriedad al estudio en cuesti√≥n. Es as√≠, como los uf√≥logos, son los primeros en verificar, si alguno de los ovnis divisados, son reales o meros objetos terrestres, incluso ciertas estrellas o plantas que brillan en la noche. Y es que como mencionamos muchos de los ovnis, han resultado ser, meros planetas, estrellas, aviones o globos aerost√°ticos Este art√≠culo trata sobre los extraterrestres o alien√≠genas desde el punto de vista de la ufolog√≠a, para consultar informaci√≥n desde el punto de vista cient√≠fico v√©ase vida extraterrestre. En la cultura popular y en la ufolog√≠a, se denomina extraterrestre a todo ser vivo originario de alg√ļn sitio del Cosmos ajeno a la Tierra o a su atm√≥sfera. Aunque la palabra extraterrestre se emplea para todo aquello que es ajeno a la Tierra, la mayor parte de las personas s√≥lo la tiene en cuenta al referirse a los seres provenientes del espacio exterior. Por lo general, la vida extraterrestre inteligente se asocia al fen√≥meno ovni. Con respecto a las definiciones de ‚Äúalien‚ÄĚ y ‚Äúextraterrestre‚ÄĚ es necesario denotar que existe una diferencia entre sus definiciones. Extraterrestre, claramente, es una palabra creada para explicar en t√©rminos simples la procedencia de estos seres. En cambio la palabra ‚Äúalien‚ÄĚ es de origen ingl√©s y su significado m√°s com√ļn es de ‚Äúextranjero‚ÄĚ, ‚Äúextra√Īo‚ÄĚ o ‚Äúajeno‚ÄĚ (aqu√≠ coincide con la etimolog√≠a latina ‚Äďalienare‚Äď del verbo castellano ‚Äúalienar‚ÄĚ), aunque tanto en ingl√©s como en espa√Īol es popular el uso de la palabra alien para referirse a seres extraterrestres, aunque ese no haya sido el significado original y exclusivo de la palabra. Actualmente se conceptualiza el fen√≥meno extraterrestre usando diferentes perspectivas: Como un fen√≥meno del que no se tiene evidencia, pero que se puede manejar de manera rigurosa usando el m√©todo cient√≠fico (astrobiolog√≠a y ¬ęufolog√≠a procient√≠fica¬Ľ). Como un hecho que se acepta como real y del que simplemente se debe acumular evidencia para convencer a todos los no creyentes (ufolog√≠a ¬ępopular¬Ľ o ¬ęcomercial¬Ľ, llamada ¬ęufolog√≠a acient√≠fica¬Ľ). Como un fen√≥meno paranormal dentro del ocultismo (teor√≠a menos aceptada por la ciencia ortodoxa y la mayor√≠a de los ufol√≥gos, ya que carece de objetividad cient√≠fica). Los enfoques de la ufolog√≠a acient√≠fica y salidos del ocultismo, son tan variados, como variadas son las opiniones de los que proponen las teor√≠as. Sobra decir que dichos enfoques no gozan de ninguna aceptaci√≥n cient√≠fica, y solamente la astrobiolog√≠a y la ufolog√≠a procient√≠fica se acercan a la noci√≥n de ciencia, sin llegar a ser aceptadas por completo en forma generalizada. En el contexto de la astrobiolog√≠a, existen esfuerzos de investigaci√≥n para intentar demostrar la presencia de vida en el cosmos, por ejemplo el llamado proyecto SETI, dedicado a rastrear el espacio con radiotelescopios, a la espera de captar alguna se√Īal no natural o mensaje proveniente de seres inteligentes. Seg√ļn los esc√©pticos, y a pesar de que mucha gente afirme supuestamente haberlos conocido o, incluso, ser uno de ellos, no existe en la actualidad ninguna prueba fiable que confirme la existencia de vida extraterrestre. Se sostiene que la mayor√≠a de las pruebas aportadas son testimonios de supuestos avistamientos o abducciones, o fotograf√≠as, que no representan por s√≠ mismas evidencia irrefutable; con todo, un sector variable de la poblaci√≥n (cambiante en funci√≥n del pa√≠s y la cultura) a lo largo del mundo, cree en la veracidad de las afirmaciones de muchos de los llamados testigos. Actualmente, se asocia la idea de extraterrestre con la del fen√≥meno ovni, pero no siempre ha sido as√≠. Y aunque el avistamiento de extra√Īos veh√≠culos y fen√≥menos a√©reos es quiz√°s muy antiguo (v√©ase foo fighters y aviones fantasma), su asociaci√≥n con los extraterrestres es hist√≥ricamente muy reciente. Quiz√° el caso que llev√≥ a asociar a los ovnis con los extraterrestres sea el caso de Kenneth Arnold, quien afirm√≥ haber avistado ¬ęplatillos voladores¬Ľ cerca del Monte Rainier el 24 de junio de 1947, en el estado de Washington, Estados Unidos. Luego de hacer p√ļblicas sus afirmaciones, multitud de personas informaron haber sido testigo de avistamientos en los Estados Unidos, fen√≥meno que no ha cesado hasta el presente, y que se extiende a lo largo y ancho del planeta. Cabe notar que, en esa √©poca, ya exist√≠a un rico folclore sobre extraterrestres, producto de la popularidad de obras como La guerra de los mundos de H. G. Wells.